Los anillos han sido durante mucho tiempo el símbolo del amor y compromiso eterno, y constituye el regalo favorito de un hombre para su prometida; los anillos han variado de estilo con el tiempo. 

A las novias de la época victoriana les encantaban los anillos llenos de simbolismo, como diamantes en forma de corazón. En la década de los 20 preferían los anillos con formas geométricas. Hoy en día los más usuales son los anillos con un diamante redondo, aunque esta aumentando la demanda por los anillos clásicos.

 

Image

Muchas novias optan por el platino para los aros ya que le da mas brillo al diamante y es más resistente y valioso que el oro.

A la hora de comprar un diamante ten en cuenta corte, claridad cantidad de quilates, y color.

Cuidados

Para mantener un buen estado de tu joya, lávala una vez al mes en agua tibia con un poco de detergente liquido suave, luego

frótalo sin mucha fuerza con un cepillo fino, así brillará toda la vida.

¡Qué argolla!

Es tradición para complementar el anillo de compromiso la argolla; hoy en día las argollas pueden llevar un toque personal y mucha imaginación. Se tienen motivos geométricos, y diferentes decoraciones. Hay varios estilos como el eternity, en el cual, las piedras se engastan en un círculo continuo alrededor de la argolla. En el diseño pave se ponen muchos diamantes pequeños muy juntos uno del otro.

Lo que hay que saber a la hora de comprar un diamante

Corte. Este término es muy usado por los joyeros pues define la forma del diamante; este tiene gran influencia en el brillo de la piedra, sus cortes puede ser angulares, planos etc. un mal corte en la piedra quitará el brillo.

El peso de la piedra se mide en quilates, claro está que todo depende de su corte ya que por este, la piedra se puede ver de diferente tamaño. Las piedras con cortes tipo esmeralda, ovalado, pera, se ven mas grandes que las redondas aunque tengan el mismo peso.

Las escalas de color van desde la D hasta la Z. Las D son sin color y por supuesto son las más valiosas; las Z tienen trazos amarillos y café; también hay tonalidades rosadas y azules las cuales son muy raras y no están clasificadas en esta escala D-Z.

 

Fuente: guianovias.net