Una novia debe caracterizarse por su elegancia, la elegancia no está solo en vestir prendas lindas, o en los muchos accesorios que se usen; la elegancia es un don que tiene la mujer desde que nace y que poco a poco debe ir descubriendo y perfeccionando para sacarle su mejor provecho. La ropa y los accesorios nos ayudan a tener un conjunto armónico. Quien es elegante siempre llevará ese sello no importa si luce en pijama o jeans.

La boda es un evento muy especial donde definitivamente la novia es el centro del acontecimiento, la novia debe sentirse la mas bella de las novias, pero es muy importante que se sienta cómoda. Es ideal que el vestido de novia lleve una combinación de elementos clásicos y vanguardistas teniendo en cuenta los detalles que sean acorde al vestido; la gama de colores pueden ir desde el blanco más auténtico e impecable hasta los colores vainilla.

ImageSe debe consultar con el diseñador qué estilo de boda se va a celebrar, si es al aire libre, a la orilla de la playa, o en qué región; si es clima frió o cálido, todo esto hace que el trabajo del vestido sea más creativo y exigente.

La novia por su parte debe disfrutar cada instante; el traje de novia debe ser un momento para disfrutar y no para preocuparse, dejándose guiar por el diseñador sin tensiones y angustias. Debe pensar en los accesorios, el peinado, maquillaje, pues éstos son súper importantes ya que ayudan a realzar el look.

Tendencias Actuales

Mucha suavidad, elegancia, y romanticismo, los vestidos deben ser cómodos y de gran efecto visual con mucho movimiento materiales suaves al tacto que den el efecto de una gran caída, los accesorios son muy importantes como fajones, o lazos en la cintura hace que cada diseño sea exclusivo.

¡Los estraples y los corsé!

Son ideales cuando de destacar el torso se trata. Estos hacen que predominen la elegancia y el romanticismo, estas forman estilizan el cuerpo dando una imagen de mucha feminidad: se usan la organiza, encajes, tules, drapeados, plisados, combinados con texturas de seda y gasa, sus acabados con exquisitos bordados. Los detalles que combinan con esta tendencia son las mantillas españolas, ya que esto da un toque entre lo moderno y lo tradicional; los zapatos van de acuerdo con la tela y modelo del vestido, los tocados también hacen una buena combinación con esta tendencia; pueden ir desde plumas, broches o el tradicional velo, si es corto mejor.

 

Fuente: guianovias.net